Natación y Energía

Natación y Energía

20 June, 2018 0 By Mario Larrosa

get homework answers

get homework answersToda persona que realice actividad física o deporte, requiere de energía, la cual se obtiene de los alimentos consumidos a diario. Los deportistas, al llevar a cabo un entrenamiento frecuente y de carácter competitivo, necesitan un mayor requerimiento energético.

Cada deportista es distinto

Algunos gastan más energía que otros dependiendo de su edad, sexo, composición corporal, así como de las características de su deporte: frecuencia, volumen, intensidad y duración.

¡La natación es uno de los deportes más completos y uno en los que se gasta más energía!

Durante el entrenamiento y la competencia, el nadador experimenta un gran desgaste físico. Por ello, es importante que realice un plan de alimentación balanceado en nutrientes para abastecerse de energía y así lograr un óptimo rendimiento deportivo.

Es necesario aportar nutrientes tales como:

–  Hidratos de Carbono (HC) – son los principales proveedores de energía para los músculos y cerebro, sobre todo cuando el ejercicio es intenso. La alimentación del deportista deberá basarse en este nutriente indispensable. Lo podemos encontrar en: pastas, arroz, papa/boniato, pan/galletas, legumbres, frutas y verduras.

Proteínas: son las que construyen y reparan los tejidos musculares. Se encuentran en: carne vacuna, pollo, pescado, huevo, y productos lácteos (leche, yogur, quesos).

Vitaminas y Minerales: están distribuidos en todos los alimentos, no nos aportan energía pero si son vitales para el funcionamiento del organismo.

Agua: fundamental para mantener el equilibrio de minerales del cuerpo y para llevar a cabo una correcta hidratación.

¿Se debe recargar energía tanto antes, como durante y después de cada entrenamiento o competencia?

¡Sí!  porque sin ella, aparece la fatiga, las lesiones, mareos, entre otros síntomas indeseados.

Antes del entrenamiento/competencia: entre dos a tres horas antes consumir HC para abastecer los músculos de energía. No consumir alimentos o bebidas no antes probados. Evitar alimentos integrales, con contenido graso y bebidas gaseosas, ya que pueden causar molestias digestivas.

Durante entrenamiento/competencia: bebidas deportivas caseras con HC (agua + jugo de 1 fruta exprimida + azúcar + sales y minerales), siempre y cuando la actividad dure más de una hora, la intensidad sea de moderada a alta y si no se logró consumir HC antes del entrenamiento.

Después entrenamiento/competencia: alimentación rica en HC para favorecer la rápida reposición del glucógeno muscular que fue agotado por el esfuerzo. A su vez, debe ser rica en proteínas para la rápida reparación y crecimiento muscular. No olvidar el consumo de agua y/o bebidas deportivas, jugos de fruta naturales o licuados con leche para una correcta rehidratación.

Siempre se debe tener en cuenta que las necesidades de cada nadador son distintas, por lo que se debe realizar un plan de alimentación individualizado que se adecue a sus necesidades y objetivos planteados.